Hidrógeno verde: presente y futuro en Latinoamérica

Blog--INNOV-BITS--21Abr22

El futuro de la energía fue el tema de nuestro último podcast junto a Alejandro Méndez, un experto en desarrollos sustentables que nos contó sobre los obstáculos y oportunidades que existen hoy en Latinoamérica para los interesados en dejar una huella verde desde los combustibles.

Hace ya unos años que las conversaciones sobre ecología, impacto ambiental y recursos naturales se volvieron tan frecuentes que dejaron de ser excepcionales. Los Objetivos de Desarrollo Sustentable o el Acuerdo de París -entre otros- ponen sobre la mesa una discusión incómoda pero necesaria ¿cómo mitigar el impacto del cambio climático? En estos casos, el uso de combustibles fósiles tan comunes y universales como el petróleo o gas supone un verdadero problema.

Adicionalmente, conflictos como la guerra en Ucrania ponen en evidencia que países como los de la comunidad europea se apoyan casi en su totalidad en una sola fuente de energía, como el gas que les aporta Rusia.

El contexto es más complejo que un simple análisis de relaciones internacionales sin más profundidad ni mucho desarrollo. Sin embargo, el futuro de la energía es una verdadera problemática creciente en un mundo donde la inflación y el cambio climático se expanden a pasos agigantados.

De esta manera, recibimos en nuestro podcast, Latam Innovation Talks, a Alejandro Méndez, CEO de Royal Eagle Capital Partners, una administradora de activos con presencia en EE. UU y Latinoamérica. Méndez, que se decanta por desarrollos sustentables, tiene el ojo puesto en el hidrógeno verde, un tipo de energía que él (y otros expertos del mundo de la energía) aseguran será el combustible del futuro.

Gracias a su expertise, la conversación nos ayudó a entender cómo se desarrolla este negocio en la región. Si te interesa este universo, continúa leyendo para saber sobre el escenario actual y las predicciones que nos acercó nuestro invitado.

Antes, es importante recordar que el hidrógeno puede ser clasificado en tres categorías -gris, azul o verde- según el proceso que se utilice para su producción: el verde es aquel que se produce a partir de energías renovables como la eólica, la solar o la hidroeléctrica.

No es un secreto que en América Latina los recursos naturales abundan: viento, agua y sol en cantidades y listos para ser explotados como fuente de energía. Sin embargo, como indica Alejandro, el desarrollo de hidrógeno verde en la región es también “verde”. A excepción de Chile y Colombia, donde el framework para su uso y producción está más avanzado, en el resto de los países esta tendencia recién aterriza.

Ante estos datos, surge la pregunta: ¿hay oportunidad de negocio en el sector? La respuesta segura y certera de Alejandro es sí. Sí, pero.

Al ser un desarrollo naciente, es importante tener la paciencia cultivada y no enfocarse en el revenue. No es lo que un inversionista quiere escuchar, pero la fase actual todavía necesita investigación, innovación, un marco normativo que fomente la producción, uso y exportación del gas en cuestión y, además, estudiar su desarrollo social y territorial.

Méndez señala que para que el negocio funcione, todos los actores de la energía deben trabajar en conjunto para lograr los mejores resultados: gobierno, bancos, productores de energía y de tecnología. Solo con el esfuerzo de unos pocos no será suficiente para generar una solución integral con una curva de aprendizaje eficiente.

 A pesar de esto, el experto advierte que el mayor obstáculo de este desarrollo es el transporte y almacenamiento de este químico altamente volátil. Aunque, como él señala, está complejidad es también la puerta a una oportunidad de negocio en el campo de la tecnología. Soluciones para medición, producción, transparencia del proceso o trazabilidad, son algunas de las alternativas vacantes para los creativos interesados.

El “proof of concept” todavía está en desarrollo, pero él confía en su pronóstico: el hidrógeno verde será el combustible del futuro.

Como argumento señala al estado de California en EE.UU, donde estarán prohibidos los vehículos a combustión a partir del 2035. Entonces, el hidrógeno verde será la solución, pero solo si las empresas son lo suficientemente inteligentes para adelantarse y desarrollar las herramientas necesarias para el uso, aplicación y explotación de este combustible natural.

El panorama puede parecer desalentador, pero las oportunidades son muchas.

Cada país tiene la posibilidad de identificar en dónde encuentra un espacio de producción u oportunidades de negocio.

En su análisis, deberán contemplar diferentes variables: logística, transporte, tecnología, impacto social y el estado del mercado interno. Además, de los obvios marcos normativos y las trabas monetarias.

Históricamente, la región se destacó por la venta de energías naturales sin ningún tipo de valores agregados.

Esta es su oportunidad de convertirse en actores relevantes del escenario internacional gracias a un desarrollo tecnológico y científico que resulte en divisas y crecimiento de mercado. Sin mencionar el grandísimo impacto en el medioambiente que este tipo de combustible puede generar. 

En NXTP Corporate Partners creemos en la importancia de estar al día con las tendencias. Si estás interesado en las posibilidades que existen en este sector, te invitamos a escuchar esta conversación en nuestro podcast.

Los próximos años serán cruciales para el desarrollo de proyectos con impacto verde que serán cada vez más eficientes en su propósito, pero recuerda: la revolución llegará cuando el impacto verde implique el mismo o menor costo que lo “no verde”.

Entradas relacionadas