Trabajar con startups: el impacto cultural para las corporaciones

Group of casually dressed business people discussing ideas in th

Cuando evaluamos las oportunidades para generar nuevos negocios y crecimiento competitivo a partir de la integración entre startups y corporaciones, habitualmente evaluamos y mencionamos las diferencias culturales que emergen en ambos tipos de organizaciones.

Tomar conciencia de estas diferencias es clave para entender los desafíos para lograr integraciones exitosas, pero también para comprender donde hay mayores oportunidades de generar impacto a partir de estas potenciales asociaciones.

Al tener en cuenta las diferencias culturales entre startups y corporaciones nos interesa remarcar tres aspectos clave.

  1. En general las corporaciones poseen estructuras piramidales donde hay una fuerte verticalidad en la toma de decisiones. Por el otro lado, en las startups se observa una mayor horizontalidad una de las personas en general se adueña de una misión, pero al mismo tiempo comparte los procesos de toma de decisiones con el resto del equipo.
  2. La cultura de una corporación suele no aceptar el fracaso, y para las personas que trabajan ahí esto puede comprometer su ambición de escalar profesionalmente dentro de las organizaciones. En cambio, las startups saben que el fracaso es parte del proceso de su propio desarrollo, por ello se organizan teniendo en cuenta y adaptándose a la posibilidad que las cosas no salgan bien y sus miembros entienden que esto es parte del juego.
  3. A las corporaciones les cuesta mucho cambiar el rumbo estratégico, tienen una inercia difícil de frenar, las startups pueden y deben pivotear constantemente hasta encontrar su product market fit.

Entonces, ¿cómo puede aprovechar la corporación estas diferencias culturales con las startups? Si bien existen múltiples aspectos, hay algunos que nos gustan resaltar más que otros y que, como siempre, no son tan evidentes.

El primero de ellos es que la colaboración con startups permite generar casos de éxito más rápido que si uno los hubiera desarrollado internamente. De esta manera, se puede encender en la organización el motor que muestra el valor de la innovación como instrumento para avanzar. Si las grandes empresas tuvieran que esperar que se genere un círculo virtuoso de la innovación interna, estos resultados pueden tardar demasiado en llegar.

En segundo lugar, el “choque” de culturas permite a las personas de las corporaciones salir de la dinámica del día a día y poder ver qué es lo que se está experimentando para el mediano y largo plazo. O sea, que la interacción con startups innovadoras permite a la organización ver y colaborar con otros que están generando valor para los próximos años sin descuidar tampoco los resultados del actual periodo, que es donde normalmente están puestos los incentivos para los colaboradores de la empresa.

Finalmente, la integración de startups puede ser un factor clave para relanzar y renovar la propia marca, tanto de cara al consumidor, como hacia los propios colaboradores.

Hoy las personas y consumidores quieren asociarse con empresas con las que se sientan identificados, con las que puedan compartir un sentido de propósito. En este sentido, un camino más directo y rápido para generar esa renovación es asociarse con esas marcas y compañías que pueden traer un aire fresco cultural a la propia empresa, tanto para los productos y servicios que se venden como para nuevos procesos o líneas de negocios relacionados a las startups asociadas.

Claramente, ninguno de los aspectos mencionados son determinantes por sí solos para el tan necesario cambio cultural de una corporación que viene de décadas de estancamiento.

No obstante, sí estamos convencidos que este tipo de iniciativas puede ayudar mucho a los procesos y fundamentalmente a generar avances concretos y rápidos que después deberán ser cementados con cambios más profundos desde adentro de la organización, los que seguramente lograrán mayor aceptación interna si se las complementa con los buenos ejemplos traídos de la mano del ecosistema de startups innovadoras.